Toda hipoteca conlleva una serie de gastos antes y después de su concesión. Vamos a ver cuáles son esos gastos que nunca debemos de olvidar si no queremos "pisarnos los dedos".

Gastos previos a la concesión de una hipoteca

Estos son todos los gastos que tendrás que afrontar antes de que te concedan la hipoteca.


- Tasación: la entidad financiera tasará la vivienda que vas a hipotecar. La tasación es obligatoria por ley y por eso no nos podemos "escapar" de este gasto. Un tasación la lleva a cabo una entidad tasadora que debe de tener registro en el Banco de España. A través de esta se determinará el valor real de la vivienda o inmueble a hipotecar. El precio final de la tasación dependerá del valor final del inmueble y también de la entidad que realice la tasación y suele oscilar entre los 250 a 450 euros
Una tasación tiene una vigencia de seis meses desde la fecha en que es emitida.

- Nota simple: la entidad financiera es la que solicita una nota al Registro de la Propiedad de manera que sea posible la comprobación de todos los datos posibles como si el inmueble tiene alguna carga, quien es el titular, si existen limitaciones, etc. Para realizar el trámite de la nota simple suele ser la propia gestoría del banco la que se encarga y el precio de la nota simple suele ser de unos 30 euros, siempre dependiendo de la entidad bancaria.

Gastos posteriores a la concesión de una hipoteca

Los gastos que a continuación describimos son los que tendrás que cubrir una vez que hayan concedido la hipoteca
- comisión de apertura: en relación al capital prestado pactado con la entidad podrá ser gratuita o llegará hasta el 2% aproximadamente.
- impuesto de actos jurídicos documentados: es un impuesto que debe de pagarse siempre que se suscriba un documento notarial que luego se inscriba en el Registro con cuantía económica. En este impuesto, cada comunidad autónoma aplica un tipo de gravamen que suele estar comprendido entre el 0,5% y el 1,5%. La responsabilidad hipotecaria total es la que se tendrá en cuenta para el cálculo del precio de este impuesto.
- gastos de notaría: el notario es el que otorga la escritura pública del préstamo hipotecario y por este servicio también debes de pagar. Los aranceles notariales son fijados por normativa aprobada por el gobierno y serán mayores o menores dependiendo del importe de la responsabilidad hipotecaria aunque hay temas diversos que pueden hacer que estos gastos de notaría se incrementen como por ejemplo la extensión de la escritura, etc.
- gastos de inscripción en el Registro de la Propiedad: estos gastos se corresponden con los honorarios que genera la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad y su precio viene fijado por normativa aprobada por el gobierno.
- gastos de gestoría: se tendrá que hacer frente a estos gastos en caso de que se abra una hipoteca para comprar el inmueble. La entidad financiera es quien selecciona la gestoría. Las tarifas o precios de la gestoría no bien regulados pudiendo variar de unas a otras ya que los gestores son profesionales libres.

primi sui motori con e-max