Mejorar las condiciones de la hipoteca. Renegociar

La hipoteca es un tipo de préstamo de larga duración en la que se firman unas condiciones al principio de su vida y con el paso del tiempo puede ser que ya nos sean buenas para ti, así que, debes de

saber que las condiciones de tu hipoteca se pueden cambiar y conseguir otras mejores.
Por parte de los bancos, existe la posibilidad de renegociar la hipoteca de manera que se convierta en más competitiva.

Qué condiciones se pueden mejorar tras renegociar la hipoteca

Renegociar la hipoteca obedece al término de "novación". Ningún banco tiene la obligación de mejorar las condiciones de tu hipoteca, así que, si tú no lo propones, el banco nunca te lo propondrá a ti. Para renegociar tu hipoteca debes de convencer a tu banco de que las nuevas condiciones serán mejor para las dos partes, para ti y para él y llegado el caso de que consigas la novación de hipoteca, en las condiciones a mejorar serán las siguientes.

- el tipo de interés: desde tratar de conseguir un diferencial más bajo que el que actualmente tiene tu hipoteca.
- índice: si tú índice de referencia en la hipoteca es el euríbor, lo podrás cambiar al IRPH y viceversa.
- ampliación del capital: en el supuesto de que necesites dinero, a través de la ampliación del capital es posible conseguir una ampliación del mismo y solicitar una mayor cantidad de dinero.
- añadir o eliminar titulares al préstamo hipotecario.
- suprimir cláusulas abusivas: en el caso de que se demuestre que tú préstamo hipotecario contiene algunas de las denominadas cláusulas abusivas, a través de la novación será posible su primer del contrato de hipotecada alguna cláusula.

Gastos que debes de pagar en caso de renegociar la hipoteca

Si el banco acepta renegociar tu hipoteca, de veras de asumir unos costes adicionales entre los que se encuentran, comisión, gastos de gestores, gastos de notaría, etc.
Como ejemplo, el de una hipoteca tipo de 150.000 euros. En este caso los gastos que tendrías que afrontar serían de aproximadamente 1600 a 1700 euros.
Sabiendo lo que debes de pagar en caso de renegociar tu hipoteca, serás tú el que decida si te interesa o no porque calcularás cuanto ahorrarás en caso de mejorar las condiciones de tu préstamo hipotecario.

La subrogación como alternativa a la novación o renegociación de la hipoteca

Imagínate que después de renegociar las condiciones de la hipoteca con el banco, éste no la acepte. Pues bien, podrías acogerte a una nueva vía, cambiando la hipoteca de banco o lo que se conoce como subrogación.

A través de la subrogación de la hipoteca es posible conseguir lo siguiente:

- un nuevo tipo de interés
- suprimir comisiones
- añadir o eliminar productos vinculados a la hipoteca.
- suprimir cláusulas abusivas.

primi sui motori con e-max