Las entidades financieras ofertan hipotecas a tipo mixto

Algunas entidades financieras ya comienzan a ofertar las hipotecas a tipo mixto, algo que hace presagiar movimiento en el mercado hipotecario. Una hipoteca a tipo mixto es aquella que se caracteriza por

tener una primera etapa en el que se aplica un tipo de interés fijo independiente de la evolución del euribor y una segunda etapa a interés variable, es decir, euribor más diferencial.

La primera entidad bancaria en lanzar una hipoteca de estas características ha sido ING Direct, con su Hipoteca Naranja Mixta, ofreciendo no un tipo de interés del 2.25% durante diez años y a partir de ahí a tipo de interés variable de euribor + 0.99%.
Hace poco tiempo, Bankinter también ha lanzado una hipoteca de semejantes características.

¿Cuál es la principal ventaja de una hipoteca a tipo mixto?

Como ventaja más importante lo principal de una hipoteca a tipo mixto es que durante largo tiempo existe la posibilidad de tener siempre el mismo tipo de interés, motivo por el cual es posible despreocuparse de la evolución del euribor ya que aunque suba o baje en la cuota mensual de la hipoteca no va a repercutir.

¿Qué desventajas tiene una hipoteca a tipo mixto?

A día de hoy, el euribor está bajo mínimos, no obstante, no se sabe cómo evolucionará. Una recuperación económica globalizada debería de implicar una subida de tipos de interés que encarecería el euribor, pero también existe una posibilidad, que los tipos de interés sigan bajos, pudiendo incluso llegar a un euribor negativo.
Así que, con este análisis una hipoteca a tipo mixto ofrece más seguridad aunque podría llegar a ser más cara. Siempre hay que partir de la base de que la bancada nunca regala nada y si ofrece por un periodo de tiempo de diez años un interés fijo al 2,25%, parece claro que sus previsiones sobre cómo evolucionarán los tipos de cambio en este periodo no son las de que suban demasiado.

¿Las hipotecas mixtas son una opción interesante? Hipoteca mixta vs hipoteca variable

No se puede decir ni que lo sean ni que no lo sean. Elegir una hipoteca mixta o una hipoteca a interés variable dependerá del riesgo que quieras correr. Siempre hay que hacer números y valorar al detalle la situación económica de cada uno.
Es una elección muy personal ya que puedes pensar que pagando unos 30 euros más cada mes y como un máximo unos 50 euros, te aseguras una tranquilidad de eliminas cualquier tipo de incertidumbre. Piense que estamos hablando de un máximo de 500 euros anuales. Lo que si está claro es que sea contratas una hipoteca mixta es como si hiciera su una apuesta y al cabo de 10 años obtendrás la respuesta sobre si fue una decisión acertada o no.

primi sui motori con e-max