¿Cómo obtener una hipoteca para comprar una vivienda protegida?

Si tu idea pasa por la compra de una vivienda protegida de desde saber que puedes obtener dos formas de ayuda financiera cualificada. En primer lugar, los préstamos convenidos que son aquellos

préstamos que se conceden en condiciones de ventaja respecto a las habituales mi y cuyo pacto depende de todos partes, por un lado del Ministerio de vivienda y por el otro lado de las entidades de crédito. En segundo lugar puedes obtener a ayudas económicas directas que se traducen en subsidiación de los préstamos convenidos, o una cantidad fija según sea la cantidad del préstamo convenido y que el Ministerio de vivienda abona por cuenta del adquirente a la entidad de crédito, o subvenciones, u otras ayudas económicas de carácter directo con destino a facilitar el pago de la entrada de la vivienda que se pretende adquirir en propiedad.

Los préstamos convenidos y sus características comunes

Para los préstamos convenidos, su concesión será a través de entidades de crédito que tengan algún tipo de convenio suscrito con el Ministerio de hacienda.
En préstamos convenidos no es posible la aplicación de comisión alguna por ningún concepto.
El tipo de interés para los préstamos cualificados independientemente de que sean nuevos o que ya se concedieran anteriormente para vivienda, será el acordado por el consejo de ministros cada año.
Serán constantes las cuotas que se paguen a la entidad de crédito durante toda la vida del préstamo, para cada periodo de amortización correspondiente a mismo tipo de interés.
Los préstamos convenidos se garanticen con hipoteca a no ser que haya alguna excepción que se haya previsto en el plan.

¿Qué requisitos son necesarios para tener acceso a ayudas financieras?

Sí quieres tener acceso a ayudas financieras, debes de cumplir una serie de requisitos como lo siguientes:

La vivienda a la que optas ha de haber sido calificada como protegida por la tu comunidad.
La vivienda debe de destinarse como tu residencia habitual y permanente.
Además, tú como adquirente, no debes de ser titular del pleno dominio o de un derecho real de uso o disfrute sobre otra vivienda, también de protección pública.
Tus ingresos familiares no deben de superar cierta cantidad, según sea el caso para un préstamo convenido, solicitar ayudas estatales...

Además para optar a ayudas financieras de vivienda también debe de reunir una serie de características como las siguientes:

Que la vivienda no exceda de los precios máximos de venta establecidos en el plan, partiendo del plan básico nacional.
Además la vivienda no puede exceder de las superficies utiles máximas, (a excepción de rehabilitaciones) como 90 metros cuadrados con carácter general o 120 metros cuadrados para familias numerosas. Si se tratara de viviendas protegidas adaptadas para personas con discapacidad, movilidad reducida... Será posible pasar del máximo de superficie útil en un 20%.

primi sui motori con e-max