No firmes una hipoteca barata sin conocer esto

En los 90 los bancos firmaban hipotecas "como churros", a todo el que pedía una hipoteca, se la concedían y además, le daban dinero también para la reforma y de paso para comprarse un coche si lo

pedía. Todo se concedía y esta "alegría" del sector de la banca ahora se está pagando en muchos hogares españoles.
Ahora, la crisis económica, la que casi todos los españoles hemos padecido, está empezando a dejarnos, el mercado hipotecario se ha reactivado, el Euríbor está muy bajo, pero... ¿seguirá así a largo plazo?. Los bancos vuelven a ofrecer y ofertar hipotecas baratas, pero, ¡cuidado!, ¡no caigas en los mismos errores!.
El interés que se está pagando en las hipotecas a interés variable se ha reducido mucho lo que se traduce en la posibilidad de pagar intereses mensuales en porcentaje inferior al 2,5%, que es el mínimo rentable para la banca. Incluso, estas mismas condiciones se están llegando a ver en hipotecas a tipo de interés fijo.Visto esto, la obligado pregunta es, ¿cómo acceden los bancos a esta situación si les reporta tan bajos beneficios?. La respuesta es sencilla. Los bancos perdieron una gran parte de su negocio hipotecario durante la crisis y ahora pretenden buscar y atraer nuevos clientes, pero ahora son selectivos en su búsqueda para evitar los altos índices de morosos que tuvieron de 2008 a 2011. La morosidad hizo mal a los bancos doblemente, por un lado porque a causa de la deuda tuvieron que ser rescatados y por otro lado, a causa de los desahucios recibieron grandes críticas mediáticas. A todo esto hay que sumar el endurecimiento de la normativa del sector bancario por parte de las instituciones públicas.
Las entidades bancarias actuales libran ahora una "guerra de precios" en el sector hipotecas para conseguir clientes. Las condiciones son muy buenas, pero... ¿por qué puede ser peligroso?, ¿esconden algo?.Como siempre, estas preguntas se responden con la frase típica, "lee la letra pequeña".
Te recomendamos que antes de firmar una hipoteca, te asesores, consultes con un abogado o incluso al propio notario y además, te dejamos una serie de orientaciones que consideramos importantísimas tenerlas bien claras antes de firmar una hipoteca, aunque sus condiciones nos parezcan excelentes. Son las preguntas que todos debemos hacernos.

- ¿Qué tipo de interés conviene a mi hipoteca?. Apostar por un interés variable ahora entraña riesgos porque ahora está muy bajo y seguirá así hasta finales de 2016 según se espera, pero entonces lo má probable es que se de el "rebote" y pueda pasar del 1% a 4%. Deberías meterte en una hipoteca variable sólo si tu sueldo es bueno o muy bueno.Ahora hay hipotecas a tipo fijo al 2% con la ventaja de que se mantendrán, algo que hace años no sucedía, nunca estaban en ese porcentaje. Aunque la media es un poco más elevada, permite organizarse y tener la certeza de que nunca subirá a diferencia de las de tipo variable.

- La "vida" de la hipoteca, ¿lo más larga posible o lo más corta que se pueda?La duración de la hipoteca condiciona a la hipoteca, en especial al interés y a los plazos. Si el plazo de nuestra hipoteca es corto, lógicamente, la mensualidad será más elevada, pero tendremos más posibilidades de negociación con el banco porque cuanto más "nos aprieta", más nos dejará negociar, así que se podrá "pelear" por un tipo de interés más bajo al que en principio nos pide. Los plazos largos tendrán condiciones peores aunque la mensualidad sea más "suave". ¿Te estás preguntando por qué actúa el banco así?. Es sencillo, si el banco ve que va a recuperar su dinero rápido, digamos que le preocupa menos y ablanda las condiciones, así de simple.Así que, si tu sueldo es alto, te favorecerá una hipoteca corta.

- ¿Cuánto dinero puedo dedicar a la cuota de la hipoteca?
Precisamente en este apartado no es posible hacer muchas "locuras" porque el banco tiene muy bien estudiados a sus clientes, pero no está de más que tú calcules la parte de tu presupuesto mensual que puedes dedicar para pagar la hipoteca sin que esto acabe por hacerte padecer cada final de mes. Ten en cuenta que la hipoteca no puede representar un tanto por ciento superior al 15-25% de tu sueldo. Además, hay que pensar en todas las posibilidades, como por ejemplo que una de las personas que firma la hipoteca pierda su trabajo.
No olvides tampoco que además de conocer tu presente económico debes de mirar también tu futuro, es decir, saber qué tipo de trabajo tienes, cuánto puedes ascender en tu puesto de trabajo, sí podrás mantener el sueldo o disminuirá o aumentará en un futuro, etc.

- ¿Cuánto dinero es aconsejable financiar en la hipoteca?
En los mejores de los casos, el banco llega a financiar hasta el 80% del Valor de tasación y el 80% del Valor de compra del piso aunque lo normal son porcentajes que rondan entre el 60% y el 70%, pero hoy en día se puede llegar a ver hasta el 100% para clientes solventes que compran pisos exclusivos. Hoy en día, todos estos porcentajes van en aumento para los "ciudadanos de a pie".

- ¿Te acuerdas de las famosas cláusulas suelo?
Muchas de ellas han sido declaradas ilegales por la justicia española, pero los bancos pueden seguir aplicándolas, ahora bien, siempre nos deben de informar de su existencia y además deben de hacerlo de manera clara, así que, si vas a firmar una hipoteca, recuerda preguntar por la cláusula suelo.

- ¿Qué hay de los productos adicionales a las hipotecas?
En primer lugar debemos de dejar claro que para que el banco nos conceda una hipoteca no es obligatorio firmar un seguro de hogar, ahora bien, a lo que tiende los bancos en este momento es a ofrecer hipotecas en mejores condiciones siempre que el cliente se vincule a la entidad contratando productos adicionales como domicilio acciones de la nómina, diferentes tipos de seguros, etc. Si te encuentras en esta situación, debes de volver a hacer números para ver si te conviene más la hipoteca que te ofrece el banco sin productos adicionales o contratar esa hipoteca en mejores condiciones con los productos que lleva implícitos. Es cuestión de puras matemáticas, compara una y otra cantidades de dinero y quédate con la que más te interese.

- Las comisiones de las hipotecas, ¿son muchas, son obligatorias?
Las hipotecas también llevan implícitas comisiones adicionales y pueden ser muchas como la comisión por el estudio de las condiciones, comisiones por la parte administrativa que debe de llevar a cabo la entidad bancaria, etc, pero a la que debes de prestar muchísima atención y en su caso negociarla es a la omisión por cancelación de la hipoteca, que aunque parece que ese momento está muy lejos cuando se va a firmar una hipoteca, si llega el momento de cancelarla, mucho mejor sin comisión o por lo menos con una comisión previamente negociada con el banco, porque has de saber que esa comisión siempre suele tener un margen de negociación por parte de la entidad.

- Avales, ¿cuándo?.
Ten en cuenta que si pides que te avalen meterlas en una situación comprometida a la persona a la que se lo pides sino tiene sobrado patrimonio como para responder sobradamente a ese aval. Piensa que sólo se debe de avalar un hipoteca en caso de tener patrimonio suficiente, pero nunca se debe de avalar con una primera o única vivienda porque en caso de no poder pagar la situación sería desastrosa.

primi sui motori con e-max