¿Qué es una hipoteca inversa?

¿Quieres complementar tu pensión?, ¿quieres aumentar tus ingresos a partir de los 65 años?, ¿tienes una vivienda en propiedad y libre de cargas?. Si has ido respondiendo afirmativamente, seguro que te interesa la solución que te proponemos a través

de la hipoteca inversa.

La hipoteca inversa es un préstamo hipotecario que se dirige a personas con edad superior a los 65 años o que tengan dependencia severa o gran dependencia por la que una entidad financiera paga por la utilización de la vivienda como garantía. Además, de estos requisitos en cuanto a la edad o dependencia, la entidad exigirá que la vivienda sea la habitual, que la tase una sociedad de tasación y que disponga de un seguro.

Principales características de la hipoteca inversa

La hipoteca inversa es aquel préstamo o crédito hipotecario por el que un propietario de una vivienda tiene la capacidad de hace disposiciones periódicas o mediante un único cobro, siendo el importe máximo el porcentaje tasado en el momento de constitución de la hipoteca. Si como propietario optas por las disposiciones periódicas, las percibirás hasta el fallecimiento. Para los casos en los que la titularidad sea compartida por dos personas, se percibirá la cantidad que se pacte mensualmente hasta el fallecimiento de los dos.

En cuanto a la composición de la hipoteca inversa se refiere, la forman un crédito hipotecario con un tipo de interés fijo y un seguro de renta vitalicia que cobrará valor únicamente en el caso de que el interesado sobreviva al plazo máximo del crédito que está marcada por la esperanza de vida. En este caso, la Aseguradora es la que pagará la renta.

Cuando el último beneficiario fallece, serán sus herederos los que deban liquidar la hipoteca inversa con la entidad de crédito, pudiendo elegir la cancelación del crédito hipotecario. Pero, en caso de que opten por la no cancelación del crédito, la entidad crediticia podrá proceder a la ejecución de la hipoteca no dando opción a la entidad financiera para la ejecución del cobro con otro patrimonio personal de los herederos.

Opciones para los herederos de una hipoteca inversa

Una vez ha fallecido el beneficiario de una hipoteca inversa, sus herederos disponen de una año en el que pueden decidirse por cualquier de las siguientes opciones:
- venta de la vivienda para poder pagar la deuda y quedarse con la diferencia.
- solicitar una hipoteca sobre la vivienda y con el dinero que se obtenga pagar la deuda
- como tercer opción, también pueden optar por liquidar la deuda con su propio patrimonio y así quedarse con la vivienda en propiedad.

Gastos relativos a la hipoteca inversa

La Ley 41 de 7 de Diciembre de 2007 recoge la exención del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados relativos a la hipoteca inversa. Además, las tasas de notario y Registro estarán muy por debajo a las relativas a un préstamo hipotecario convencional. Los demás gastos, como los de apertura, etc, es nomal que queden incluídos en el préstamo.

Evaluación en cuanto a las ventajas e inconvenientes de una hipoteca inversa

La gran ventaja de una hipoteca inversa, y con ella hemos titulado este post, es que te puede servir como un complemento a tu pensión tras haber cumplido los 65 años. y estar jubilado.
Otra interesante ventaja es que las cantidades de dinero que recibas por parte de la entidad de crédito no tendrás que tributarlas en el IRPF ya que cuentan como disposiciones de un préstamo. Únicamente si superas la esperanza de vida que se haya previsto y pases a cobrar a través de la Aseguradora por medio de tu seguro de renta vitalicia diferida, tendrás que tributar, pero sólo al 1,44%.
Y como tercera ventaja y no menos importante, nunca perderá la titularidad de tu vivienda ya que únicamente será utilizada como una garantía de pago frente al banco.

En el "otro lado de la moneda", nos encontramos con la desventaja que puede suponer una hipoteca inversa para tus herederos, ya que son los que deben de afrontarla.

primi sui motori con e-max