Ayer, 7 de abril de 2016, el juzgado de lo mercantil número 11 de Madrid resolvió una demanda contra 40 entidades financieras a causa de irregularidades en la venta de sus hipotecas, de manera que

esos bancos han quedado condenados a la eliminación de sus cláusulas suelo abusivas en cuanto a esos préstamos hipotecarios en concreto teniendo que devolver a los afectados el dinero que en su día les cobraron de más. La cuenta para todo esto comienza en el mes de mayor de 2013. Después de esta resolución, falta por ver qué impacto generará en la banca y en los clientes.

La cláusula suelo se incluyen algunas hipotecas estableciendo tipo de interés mínimo que el cliente debe de afrontar pagando aunque el euribor se sitúe por debajo. Es decir, que los clientes que en sus préstamos hipotecarios disponen de una cláusula suelo no es posible que se beneficien de la bajada del euribor.

La cláusula suelo es un interés mínimo que el sector financiero estima que recae directamente sobre dos millones de préstamos hipotecarios a interés variable. Los hipotecados que denunciaron lo hicieron porque en sus hipotecas incluían suelos entre el 2,95% y el 5% y techos hasta el 20%.

En la actualidad no es que seaa ilegal incluir en las hipotecas la cláusula suelo y las que se han anulado por ley corresponden a los casos en los que el banco no informó correctamente al cliente sobre la existencia de esta cláusula en su contrato hipotecario. Los bancos pueden seguir aplicando esta cláusula siempre que la expliquen con todo detalle, ahora bien, casi todos ellos han dejado de incluirla.

En cuanto a el Tribunal Supremo emitió su fallo al respecto, entidades como BBVA, Abanca o Cajamar, retiraron sus cláusulas suelo en todos sus préstamos y posteriormente también lo hicieron van Bankia, Banco Popular y Caixabank. El resto de entidades, han ido optando por la eliminación de la cláusula pero renegociando con cada cliente de manera individual.

El coste que supone la operación de eliminación de las cláusulas suelo de todas las hipotecas, supone dejar de ingresar unos 1.000 millones de euros anuales y en el supuesto caso de que la banca debiera que devolver el dinero desde mayor de 2013, según los expertos parece que la cantidad de dinero se elevaría hasta los 5.000 millones de euros, además informes de bancos de inversión, unos 10.000 millones si en el momento de la firma de la hipoteca es fijada la retroactividad

primi sui motori con e-max