Respecto a las hipotecas, existe aún en España un alto porcentaje de personas que no conoce lo que contrata de ahí que a causa de ese desconocimiento financiero corran el riesgo de errar en

la planificación a medio y largo plazo.

Todo esto no es nuevo para las familias que en la pasada crisis económica perdieron sus viviendas por desconocimiento financiero y la mala praxis de los bancos.

Han transcurrido ya ocho largos años desde que estalló la crisis económica y ahora, los bancos comienzan de nuevo a ofrecer financiación obteniendo la respuesta del consumidor en cuanto a la incipiente compra de vivienda nuevamente, pero... cabe preguntarnos: ¿las dos partes interesadas aprendieron algo de lo sucedido?.

La hipoteca nos agobia

A nadie le gusta hipotecarse, siempre resulta una "pesada" carga en la economía familiar, pero no lo debería ser tanto como para asfixiar la economía de muchas familias y si esto resulta que llega a ser así en un alto porcentaje de familias puede ser por situaciones "especiales" pero en gran parte es a causa del gran desconocimiento financiero del consumidor.

Cultura financiera tras la crisis

Algo hemos escarmentado y desde ahora y concretamente en el sector educativo, ya se tratan temas relativos a la educación financiera, con muchos objetivos y uno que sobresale y envuelve a todos los demás, la planificación financiera para abordar, comprender y aprender los principales problemas económicos actuales como todos los relativos a las hipotecas.

¿Y la banca tomará medidas?

Por lo menos, debería y nos consta que así es porque aquella concesión "alegre" de préstamos hipotecarios previa a la crisis en donde no se tenía en cuenta factores determinantes ante la concesión de una hipoteca como son la situación laboral del cliente o sus ahorros o capacidad para generarlos, ahora sí que se tienen en cuenta. Se pasó de todo eso a cerrar el grifo de las hipotecas, pero ahora, se vuelve a abrir, eso sí, con cautela, con suma cautela... ¡y más nos vale a todos!.

primi sui motori con e-max