Cajastur, oferta un prestamo hipotecario con unas buenas condiciones, adaptadas a las situación de cada uno, (esto es importante a la hora de escoger prestamo hipotecario).


Prestamo hipotecario de Cajastur

El prestamo hipotecario de Cajastur cuenta con grandes ventajas como el de un período de carencia al comienzo del prestamo hipotecario, en el que sólo se tendrán que abonar los intereses del prestamo  hipotecario.
Respecto a la cancelación, comentar que puedes ser anticipada total o parcial y además se puede cancelar el préstamo hipotecario cuando se desee.

Parece que el prestamo hipotecario de Cajastur va por la línea de la flexibilidad en cuanto a devolución de pagos, tipos y cuotas.

Para fidelizar al cliente, Cajastur trata "muy bien" a los clientes que ya tienen productos contratados con la entidad aplicándoles una rebaja en el tipo del prestamo hipotecario.

Cajastur da tres opciones para facilitar la elección del tipo de interes de su prestamo hipotecario:

- tipo de interés fijo: para los clientes que deseen que no les afecten las subidad de tipos de interés.
- tipo de interés variable: se da la posibilidad de poder elegir la referencia que se desee (hipotecarios cajas, euribor, etc...)
- tipo de interés mixto: combinación de un tipo de interes fijo al comienzo del prestamo y aplicación de un tipo de interes variable a continuación para el resto del prestamo.

Importe financiado que puede llegar al ochenta por cien de la tasación, incluyéndose el valor correspondiente a plazas de garaje, trasteros.

Cuenta el prestamo hipotecario de Cajastur con un amplio plazo de hasta 30 años.

Para que esta prestamo hipotecario que consideramos interesante, sea concedido por Cajastur, esta entidad debe realizar un análisis de riesgos.

Respecto a las cuotas existe la posibilidad de elegirlas como cuotas constantes, de forma que se sepa con la debida anticipación lo que se debe pagar ese mes o como cuotas crecientes, para que al principio del prestamo que es cuando todo el mundo va más "ahogado" se tenga que pagar menos.

El IRPF considerará favorablemente al contribuyente que invierta en su vivienda habitual.

Existen limites para la deducción del IRPF, que son de 9.015 euros/año. Lo que exceda de esa cantidad no se podrá deducir.

Hasta el 15 % del incremento de saldo de la cuenta vivienda será deducible, siempre que ese dinero se destine a adquirir o rehabilitar la vivienda habitual.

primi sui motori con e-max