Hipotecas sin riesgos

Todos sabemos que al contratar una hipoteca o prestamo hipotecario, sea con la entidad que sea, banco o caja de ahorros, siempre nos exponemos a una serie de riesgos. A continuación expondremos todo lo que hay que saber para contratar hipotecas sin riesgos, o mejor dicho, con los mínimos riesgos.
Los riesgos en una hipoteca son de dos tipos: Riesgos de subida de tipos de interés y Riesgos por no poder afrontar los pagos o cuotas mensuales por pérdida de empleo o la causa que sea.
- Riesgos de subida de tipos de interés
En este caso la forma de reducción del riesgo podría consistir en contratar Hipotecas a tipo fijo, que son prestamos hipotecarios en los que el interés no sufre variaciones mientras el préstamo tenga vigencia y por lo tanto su cuota mensual permanecerá inalterable, es decir serán hipotecas a interés fijo. La parte negativa es que su tipo de interés es un poco superior a las hipotecas a tipo variable.
También se puede optar para reducir el riesgo por Contratar un seguro de tipo de interés, o CAP en términos de finanzas, para las hipotecas a tipo variable. Consistirá en asegurar un tipo de interés por un determinadoc plazo. Caso de que el tipo de tu hipoteca superase el asegurado, sería entonces la entidad bancaria la que pagaría la diferencia en cada cuota o pago mensual. Lo habitual en este seguro es que el coste se sitúe entre el 1,25% y el 2,5% sobre el importe del crédito.
La última opción que aportamos para reducir el riesgo de la hipoteca por subidas de interés son las Hipotecas a tipo variable con cuota fija mensual que son hipotecas a tipo variable pero en las que el tipo de interés va cambiando mientras el préstamo hipotecario esté en vigor, atendiendo a un índice de referencia. La manera de conseguir el mantenimiento de la cuota fija aunque cambie el tipo de interés se logra cambiando el plazo total de la hipoteca, de manera que al subir el tipo de interés, sube el plazo y viceversa.
- Caso de que no se puedan afrontar pagos o cuotas mensuales de la hipoteca por pérdida de empleo o cualquier otro motivo.
Se puede optar por Hipotecas permisivas con el aplazamiento de cuotas: estos son los prestamos hipotecarios fijos o variables que conceden, en algunos casos trasladar cuotas o pagos al final de la hipoteca, evitando los meses o los períodos de tiempo que son adversos, ahora bien, la entidad, banco o caja de ahorros, estable el máximo de pagos a aplazar cada año.
También está la opción de contratar un seguro de amortizacion de la hipoteca, de contratación por el titular de la hipoteca para no perder la vivienda en caso de que hay temporadas que no pueda afrontar los pagos. Hay entidades bancarias que incluso ofrecen ventajas a sus clientes cuando contratan este tipo de seguro.
Como última opción para este caso, aportamos la de Contratar un seguro de vida, que va a servir para hipotecas a tipo fijo y a tipo variable. Si el titular fallece, la aseguradora corre con los gastos del importe que se debe. Siempre existe la posibilidad de contratación de este seguro de vida e incluso hay entidades bancarias, bancos y cajas de ahorros que obligan a contratar seguros de vida con algunas de sus hipotecas.

primi sui motori con e-max