¿Cuáles son las comisiones que me puede cobrar el banco en una hipoteca?

A la hora de contratar un préstamo hipotecario hay que tener en cuenta además del tipo de interés al que nos cobra y las posibles vinculaciones, productos que nos hacen contratar para la concesión de la hipoteca y a ese tipo de interés, también es fundamental saber de antemano las posibles penalizaciones o comisiones que la entidad financiera nos va a aplicar antes, durante y después de la vida de la hipoteca.

Las comisiones que generalmente miramos a la hora de contratar una hipoteca son las de apertura y cancelación anticipada, pero hemos de tener en cuenta que existen otras comisiones que también son importantes, puesto que la vida de  las hipotecas cubre prácticamente la mitad de nuestras vidas y durante ese tiempo pueden ocurrir muchos improvistos:

Comisión de estudio:

Comisión que se paga a la entidad financiera en concepto de análisis y estudio de la viabilidad de la operación en función de los ingresos del solicitante. Generalmente las entidades financieras no cobran por hacerte el estudio.


Comisión de apertura de mi hipoteca:

Es generalmente un porcentaje sobre el importe de la hipoteca y/o cuantía fija que la entidad nos cobra en concepto de gastos de tramitación y gestión de la hipoteca. Existe muchas entidades, especialmente los online que no cobran esta comisión.


Comisión por amortización anticipada de mi hipoteca:

Si queremos devolver de forma anticipada la totalidad o parte del préstamo, la entidad financiera puede cobrar un porcentaje sobre la cantidad amortizada antes de tiempo. Esta comisión tiene un máximo legal del 1% del capital amortizado en hipotecas a tipo variable y del 3% en hipotecas a tipo fijo y muchas entidades no los cobran.


Comisión por subrogación de mi hipoteca:

Porcentaje que se aplica sobre el capital pendiente en caso de que cambiemos de entidad financiera. Debemos tener en cuenta que no siempre se puede subrogar una hipoteca: el Préstamo hipotecario sí es subrogable, pero la hipoteca denominada como tal y cuya figura es un Crédito hipotecario no es subrogable.


Comisión por cambio de condiciones o novación de mi hipoteca:

la entidad cobra por los gastos administrativos de la modificación de las condiciones del préstamo hipotecario original.


Comisión por reclamación de impago de mi hipoteca:

en el caso de existir cuotas impagadas, las entidades cobran una cantidad de dinero, generalmente fijo, en concepto de los gastos que se le generan al tener que volver a emitir el recibo. Además el importe cobrado generalmente es elevado
Tipo de interés de demora por impago de una cuota de mi hipoteca: Es el tipo de interés que se aplica a las cantidades que, llegada su fecha de pago, no han sido abonadas. Es una penalización al titular si incumple sus obligaciones de pago.


En conclusión, es mejor saber de antemano qué y cuánto nos va a cobrar y obrar en función y según las necesidades de cada momento e igualmente planificar nuestra economía familiar para afrontar posibles gastos que pueda acarrear nuestra hipoteca a parte de pagar las cuotas mensuales.
fuente:preguntasfrecuentes.net

primi sui motori con e-max