Hipoteca banco vs fondo “buitre”

Los bancos desean sanear sus balances y hay empresas dispuestas a comprar las hipotecas fallidas mediante fondos de alto riesgo o de situaciones especiales o también conocidos como "fondos buitre". Son, las hipotecas que no se encuentran al corriente de pago, que llevan un retraso de más de tres meses con el banco, período en que se comienza el proceso judicial.
Así que de la noche a la mañana, es posible recibir una carta del banco comunicando que la hipoteca tiene un nuevo acreedor, el "fondo buitre" de la "Empresa X".

Hasta el momento, esto no es frecuente porque los precios que exige el banco y los que están dispuestos a pagarle están bastante alejados, pero como los precios van a la baja, las entidades se verán obligadas a aumentar sus provisiones lo que llevará a facilitar muchos acuerdos entre bancos y estas empresas. Los "fondos" saben que el primero que cierre será el que con más facilidad venderá.

¿Qué le sucede al deudor de la hipoteca?

Recibirá una carta de cesión del crédito, que es legal porque está en esa letra pequeña tan temida y olvidada del contrato... El banco como acreedor siempre desea resolver cualquier situación de impago por vía amistosa, ya sea mediante una reunificación de deudas, refinanciación, etc... ya que no quiere adquirir más inmuebles de los que tiene, pero... ¡la nueva empresa acreedora no tiene el mismo "modus operandi"!, no quieren prórrogas ni facilitar nada al deudor ya que lo que les interesa es la adjudicación judicial de la vivienda lo antes posible para posteriormente venderlo. Así es como obtienen beneficios...

Por tanto, si finalmente la deuda acaba en los juzgados, se procede a subastar la vivienda por el 60% del valor de la hipoteca y si no puja nadie, se la queda el banco, o la compañía de gestión de cobros o el "fondo buitre". Sin embargo, el proceso no concluirá ahí. El deudor salda su deuda del 60% del valor de su hipoteca, pero si aún debe amortizar más, seguirá pagando al acreedor. Esta cantidad de deuda no se cobra fácilmente, aunque existen mecanismos para hacerlo, como el embargo de la nómina del deudor, o de algún ingreso que vaya a recibir...

Por todo esto, es muy aconsejable que si no se puede hacer frente a la hipoteca, no se deje pasar el tiempo y se acuda al banco para conseguir una nueva oferta, renegociar la hipoteca antes de que la entidad se lo "pase" a un fondo.

primi sui motori con e-max