Ahorro que hace historia en las hipotecas

El Euribor cierra junio en el 1,61% y dejará recortes nunca vistos en el mercado crediticio español en los préstamos que se revisen en julio
Las cuotas se reducirán una media de 284 euros al mes y 3.400 al año

 

El Euribor, el indicador más utilizado para el cálculo de préstamos hipotecarios, cerró ayer el mes de junio con un nuevo mínimo histórico del 1,610%, el cuarto consecutivo, que abaratará las hipotecas suscritas hace un año que se revisen en julio al menos en 3.400 euros anuales. El dato de junio trae a los hipotecados que revisen sus créditos con esa referencia anual las mayores rebajas nunca vistas en el mercado crediticio español. Ese descuento supondrá un ahorro superior al 30% en las cuotas de los contratos firmados en los últimos años, según la Asociación Hipotecaria Española (AHE, asociación que representa a bancos, cajas y el resto de entidades de crédito.


La alegría dependerá siempre de las condiciones particulares de cada hipoteca aunque, destaca la AHE, el que ya es el Euribor más bajo de la historia hará que el coste de los créditos que se revisen con el dato de junio sea siempre inferior al que tenían cuando se contrataron en prácticamente todas las hipotecas vivas. «La reducción media de las cuotas con respecto al coste inicial para todos los préstamos formalizados desde finales de 2005 podría superar los 3.000 euros al año», afirma la organización.


Sistema financiero


El cambio de tendencia del Euribor ha hecho que los costes de amortización de las hipotecas cerradas en el primer semestre del 2009 hayan resultado, de media, el 26% menos onerosas que las que se soportaron en el 2008. Eso sí, no todos han podido beneficiarse de este escenario de la misma forma, puesto que el sistema financiero ha cerrado el grifo de forma notable, aduciendo una intensa falta de liquidez en los mercados internacionales y una nueva política de riesgos más conservadora. En la actualidad, hay pocos clientes solventes, tal y como lo entienden bancos y cajas. La AHE lanza también una advertencia importante al recordar que los mínimos no se mantendrán siempre, con lo que es previsible que si el Euribor retoma en algún momento la senda alcista los créditos se encarecerán irremediablemente.


En doce meses el indicador ha recortado más de 3,7 puntos porcentuales desde el 5,361% de junio del 2008, la segunda media mensual más alta de sus diez años de historia (en julio de ese año se elevó al 5,393%).


Tras encadenar quince sesiones consecutivas de descensos, de las cuales las últimas siete han sido por debajo del 1,6%, marcó ayer su tasa mínima intradía de todos los tiempos en el 1,504%
Una vez que el Banco de España confirme el dato de junio, lo que ocurrirá en los próximos días, y el Boletín Oficial del Estado lo publique, las entidades financieras están obligadas a aplicar la tasa tanto en las nuevas hipotecas como en aquellas contratadas hace un año que se revisen en julio.


En junio del 2008, el importe medio de una hipoteca para vivienda era de 141.939 euros, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Con el Euribor al 5,361% y un plazo de amortización de 25 años la cuota se situaba en 859,89 euros, que al aplicársele el tipo de junio se reduce hasta 575,03 euros, 284,86 euros menos al mes o más de 3.400 euros al año.


La tasa, que es el tipo de interés al que los bancos se prestan dinero en la zona del euro, acumula ya nueve meses seguidos a la baja, una racha que comenzó en octubre coincidiendo con la caída de Lehman Brothers y con el cambio de rumbo de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). El instituto emisor decidió entonces cambiar su mandato de lucha contra la inflación y se decidió, en una acción coordinada con la Reserva Federal de Estados Unidos y otros bancos de Europa y América del Norte, a proveer de liquidez los mercados mediante bajadas de tipos desde el 4,25% al 1% actual, un nivel que los mercados estiman que se mantendrá hasta mediados del 2010.


Esta inédita política monetaria del BCE ha llevado al Euribor a encadenar este año con el de ayer cuatro mínimos históricos consecutivos en marzo (1,909%), abril (1,771%) y mayo (1,644%).


Además de reducir los tipos de interés a niveles históricamente bajos, el BCE ha puesto en marcha diversas medidas para proporcionar liquidez al mercado, entre ellas una inyección de más de 442.000 millones de euros, la mayor celebrada jamás.


En la subasta celebrada ayer, por el contrario, se han adjudicado sólo 105.905 millones, lo que indica, según fuentes del BCE, que se ha producido una mejora en la situación del mercado de dinero, aunque todavía no se ha llegado a una normalización.


Recorrido bajista


El jueves el banco europeo celebra su reunión mensual y los mercados dan por hecho que mantendrá inalterados en el 1% los tipos en la zona del euro, pese a lo cual los analistas creen que el Euribor tiene todavía cierto recorrido bajista y se mantendrá este año más cerca del 1,5% que del 1,6%.


Los expertos apuntan que el descenso del Euribor pone de manifiesto la creciente confianza de los bancos en el sistema financiero y podría interpretarse como una tímida señal de recuperación de éste, escenario que suele anticipar la reactivación económica. El descenso de este indicador no sólo reduce el riesgo de que los hipotecados no puedan hacer frente a la letra mensual y se conviertan en morosos, lastrando la actividad de las entidades financieras, sino que engorda la renta disponible de las familias y podría animar el gasto en productos de consumo.


Si el Euribor logra mantenerse lo que queda de año por debajo de la horquilla del 2%, tal y como pronostican los expertos, el descenso de las cuotas hipotecarias supondrá un ahorro de 20.000 millones de euros para las familias en términos agregados a final de año, según las previsiones de la Asociación Hipotecaria Española.

primi sui motori con e-max