Mejor momento para conseguir la mejor hipoteca: hipotecas baratas. 

La hipoteca que viene tendrá cuotas de 500 euros y con plazos cada vez más cortos
SEGÚN LOS EXPERTOS, SI EL USUARIO QUIERE CONTRATAR UN CRÉDITO HIPOTECARIO, ESTÁ EN EL MEJOR MOMENTO PARA CONSEGUIR LA MEJOR HIPOTECA DEBIDO A LA CAÍDA DEL EURIBOR, LO QUE HACE PREVER BUENOS MESES DE VENTAS EN SEPTIEMBRE Y OCTUBRE. Nos acercamos poco a poco a hipotecas baratas, cada vez más. 

Sí, la financiación flaquea; sí, la crisis económica puede con todo; sí, el sector inmobiliario está bajo mínimos... Pero algunos síntomas reales están haciendo cambiar el rostro de los nuevos compradores, los que tienen opción de pedir una hipoteca sin recibir un no radical a cambio en cualquier entidad financiera.

Y el 'síntoma' no es otro que el marcado por los bajos tipos de interés, por la caída, por fortuna permanente desde hace meses, del Euribor. El principal índice de referencia de los créditos hipotecarios en España está posibilitando que las hipotecas vuelvan a ser baratas o, dicho de otro modo, que baste con pagar una cuota mensual de 500 euros para embarcarse en la adquisición de una vivienda.

Así, si bien los expertos apuntan que no sería descartable un indicador al 1,3% o menos, en lo que va de mes el Euribor está ya por debajo del 1,5%.

De hecho, según el economista de la Universidad de Barcelona Gonzalo Bernardos, «ya hay informes que dicen que marzo fue bueno en Madrid y Barcelona y se espera que septiembre y octubre sean muy buenos meses de venta».

También señalan los analistas que al menos en un año y medio o dos será difícil que el Euribor pase del 2% aunque también se espere que las subidas continuadas vuelvan posteriormente.

Pero, por el momento, consumidores y expertos apuntan que si hay un buen momento para hipotecarse ése es el actual.

«No hay que esperar a que el Euribor baje más. Si se tiene decidido contratar una hipoteca el mejor momento es desde ahora a fin de año», señalan fuentes de la Confederación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios (Cecu) de Madrid.

La cuota es vital en cualquier préstamo. Desde el punto de vista de Ausbanc, hay que «exigir al banco toda la información sobre la misma, desglose de componentes que se incluirán en la cuota, el TAE que se va a aplicar y las comisiones si las hubiere». Según esta asociación de consumidores, de seguir así los tipos lo que hay que pedir es el plazo mínimo posible.

Nadie piensa ni desea ni pretende que el 'annus horribilis' 2008 se repita por completo a lo largo de 2009. Hay aspectos que afectan directamente al sector inmobiliario en los que se ha mejorado y que pintan bien. Uno de ellos es el marcado por los tipos de interés.

La hipoteca que viene será con un Euribor que no superará el 2%, al menos en un año o incluso más. Pero por ahora el índice de referencia mayoritario de las hipotecas en España camina día a día por debajo del 1,5%, aunque en junio se detuvo en el 1,61%.

Surgen preguntas ante esta buena situación, aunque ésta esté mediatizada por una premisa fundamental: «El primer problema para activar el sector inmobiliario es que se acabe de reactivar de una vez el sistema financiero», afirma Gonzalo Bernardos, comisionado de Recursos Económicos de la Universidad de Barcelona (UB).

Pero señala que mayo ya ha sido un buen mes y que septiembre y octubre «serán aún mejores». «Me llegan informes que apuntan subidas de ventas de un 40% y un 50% en lo que va de año. Marzo fue bueno en Madrid y Barcelona, y esto va 'tirando' del resto».

¿A cuánto ascenderá la cuota para los próximos hipotecados?

Con un préstamo de 140.000 euros a 30 años y un Euribor del 1,3% más un diferencial del 0,60%, por ejemplo, la mensualidad será de 510,4 euros (ver tabla adjunta).


No esperar

¿Hay que esperar a que baje aún más el Euribor para hipotecarse?

«No necesariamente. Las bajadas, aunque previsibles, posiblemente no irán a un Euribor por debajo del 1,25% o del 1%. En cualquier caso, el comprador podría beneficiarse de estas caídas en un corto espacio de tiempo pactando revisiones hipotecarias a plazos más breves, por ejemplo a seis meses», apunta José Antonio Fernández-Alcantud, letrado de los Servicios Jurídicos de Ausbanc.

No es ésta la única asociación de consumidores que piensa de la misma manera. «No hay que esperar, el Euribor está ya agotando su caída. Si se tiene decidido contratar una hipoteca el mejor momento es desde ahora a fin de año», añaden en la Confederación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios (Cecu) de Madrid.

Mas cuestiones, por ejemplo: ¿qué deberán pedirle los nuevos hipotecados a esos productos que podrían acercarse al 1,3% de Euribor en los próximos meses?


La cuota de la hipoteca

En cuanto a la cuota, en Ausbanc señalan: «Exigir al banco toda la información sobre la misma, desglose de los componentes que se incluirán en la cuota; TAE que se va a aplicar y comisiones si las hubiere».

También recomiendan que «el plazo sea el mínimo imprescindible y evitar penalizaciones por amortizaciones anticipadas»; y que en el tipo de interés «se evite un diferencial mayor del 0,75% y las cláusulas suelo».

Por su parte, el portavoz de Cecu añade: «Si estos tipos se fueran a mantener, yo le diría al usuario que el plazo fuera largo, lo cual implica una cuota cómoda, pero eso es imposible de predecir».

En esta asociación se apuesta por un préstamo fijo en vez de variable o, al menos, mixto, y se aconseja una postura preventiva. Así, apuntan: «El usuario se puede encontrar con que a finales del año próximo el Euribor esté en torno al 4%. Por tanto, habría que negociar un tipo fijo (por ejemplo a cinco años) a un interés del 5% sumando el diferencial más el Euribor».

Para José Antonio Fernández-Alcantud, en la negociación con las entidades financieras es fundamental: «Solicitar todas las ofertas por escrito. Conservarlas durante la vida del préstamo puede ser útil para ulteriores reclamaciones. Y si van a existir mejoras en el diferencial por contratación de productos accesorios, pedir el desglose de esas ofertas».

Mejor hipoteca 

«¿La mejor hipoteca ahora? Hay que buscar que no tenga cláusula suelo, que el diferencial sea lo más bajo posible (el Deutsche Bank da ahora un 0,27%) y que el plazo no sea muy largo: mejor a 25 años que a 40 porque en este caso se acaba pagando mucho más», afirma Gonzalo Bernardos.

Dado que en la actualidad cambiar de banco o caja no es una quimera, los ya hipotecados pueden pensarse bien lo que hacer.


Largo plazo

El que esté hipotecado a largo plazo «debe revisar las condiciones del préstamo», dicen en Ausbanc. Y añaden: «Si el diferencial contratado es superior al 1%, buscar la negociación con otros bancos para obtener un diferencial menor y subrogar el préstamo. Si esto no se logra, en la medida de lo posible si se producen amortizaciones anticipadas, disminuir plazo».

Los hipotecados a largo plazo «son los que tienen que estar más atentos y mover su hipoteca en cuanto los tipos suban mucho, porque estarán pagando los intereses del crédito, que es lo que primero se paga en las hipotecas», dicen en la Cecu.

A tenor de lo que acontecerá, parece buena época para hipotecarse, crisis de las entidades financieras al margen. El Euribor, al menos, y en opinión de los expertos «no subirá del 2% en el próximo año y medio», dice Gonzalo Bernardos. En Ausbanc apostillan: «En la situación actual de los mercados financieros, no se prevé una subida del Euribor en los próximos dos años».
Fuente: elmundo.es

primi sui motori con e-max