Euribor de agosto encargado de abaratar hipotecas hasta 4.800 euros al año

La banca ofrece más créditos sin suelo para quitar clientela a la competencia y librarse de activos inmobiliarios

Cerrará al 1,3%, casi cuatro puntos menos que hace doce meses, y los analistas creen que aún bajará más

Muchos hipotecados volverán de sus vacaciones de agosto pensando en lo que les deparará la hipoteca durante los próximos meses. Y lo cierto es que les supondrá un ahorro considerable porque el euríbor, el indicador más empleado para calcular la tarifa mensual que se paga por la vivienda, cerrará el mes en el 1,3%, salvo un repunte poco probable durante la última semana.


Tras 15 jornadas de cotización, el euríbor se encuentra en el 1,342. Es de nuevo un mínimo histórico. Supone casi cuatro puntos menos que hace doce meses, cuando el índice estaba en su pico más alto -lo alcanzó entre julio y septiembre del 2008- y los hipotecados se enfrentaban a cuotas cada mes más altas en plena crisis.


Dos ejemplos. Para un préstamo de 120.000 euros a 30 años, el ahorro mensual será de más de 275 euros. Un usuario con ese préstamo, con un diferencial de 0,8 puntos, estará desembolsando hoy 728 euros. Cuando revise su hipoteca verá descender la cuota hasta los 452. Su letra mensual se recortará así un 38% y se ahorrará hasta 3.300 euros al año. Si ese mismo préstamo fuera por 150.000 euros, el ahorro mensual sería de 404 euros, es decir, hasta 4.800 euros menos cada año.


Esto sucede en la teoría. Sin embargo, en la práctica no todos los hipotecados podrán beneficiarse por igual del descenso. Porque una mayoría de préstamos para la vivienda tienen unos máximos y unos mínimos a partir de los cuales no se puede subir o bajar la cuota. El suelo, es decir, el tipo mínimo, lo fijan cajas y bancos y ronda el 3%. De manera que para el mismo caso anterior, que pagaría 452 euros, la cuota se quedaría en 505 euros. Un buen ahorro, pero se quedará a medias; no se descuenta todo lo que podría.


La estrategia de la banca: hipotecas baratas.


La banca se ha percatado de esa situación y está comenzado a ofrecer ya préstamos sin suelo. Los comercializan en la actualidad Banco Pastor, Ibercaja, CAM y la división de Internet de Banesto. Otras están colocando suelos más bajos, sobre el 2 o el 2,5%. Por una parte, permite robar clientes a la competencia mediante la subrogación del préstamo. Por otra, a los nuevos les ofrecen condiciones preferentes siempre que opten a una vivienda de la propia cartera inmobiliaria de la entidad. Todas las grandes marcas del sector financiero ya han puesto en marcha ambiciosas secciones dedicadas a desprenderse de pisos y promociones que se han tenido que quedar al quebrar constructoras; o por embargos.
Aun así, la banca española tiene aún 20.400 millones de euros entrampados en activos inmobiliarios. Esa cifra, de junio, supone un 8% más que en el mismo mes del año pasado. Sin embargo, y a pesar de la premura que le han puesto las entidades para liberar ese lastre (el de la venta de casas y pisos no es el negocio típico bancario), el crédito para la vivienda sigue en mínimos: subió interanualmente un insignificante 0,9% en junio.


Hipotecas baratas: Las perspectivas


¿Hay margen para que el euríbor siga bajando? Los analistas creen que aún es posible recortar más el indicador, aunque en las últimas semanas ha dado síntomas de ir tocando fondo; de hecho, en agosto subió durante cuatro jornadas consecutivas. Con el precio del dinero en el 1% -interés confirmado hace tres semanas por el Banco Central Europeo-, el euríbor podría llegar al 1,2% a inicios de otoño. Y ahí se espera que toque ya fondo.
fuente: lavozdegalicia.es

primi sui motori con e-max