En otoño llegarán las rebajas: hipotecas.

¿Cuántas veces ha escuchado a sus amigos en los últimos meses presumir porque les ha bajado la hipoteca? ¿Cuántos brindis en honor al Euríbor cuesta abajo? ¿Cuántas veces ha revisado los papeles de su hipoteca para comprobar que efectivamente había una revisión anual y le tocaba a esperar? Pues toda esa paciencia ahora va a tener su recompensa.


Ayer, este indicador económico al que está referenciadas la mayoría de las hipotecas, marcó ayer un nuevo mínimo histórico, tras nueve días de descensos, en el 1,324%. Si la tendencia continúa, todo hace presagiar que la media de agosto también será históricamente baja. Hasta ayer, el promedio estaba en el 1,34%, frente al 1,41% con el que cerró julio.


Por si fuera poco, el mismo mes del año pasado, la media fue 5,323%. Eso traducido a dinero contante y sonante para los hipotecados que les toca la revisión en agosto, significa 326,13 euros. Es decir, esa es la cantidad que se ahorraría el titular de una hipoteca media (la que tienen un montante de 150.000 euros a 25 años y un diferencial de 0,50 puntos).


Claro que los que revisan hipoteca en agosto no son los únicos que van a tener motivos de sobra para chocar sus copas. Los expertos auguran nuevas bajadas para el Euríbor, "Aunque no tiene demasiado recorrido, todavía es probable que llegue al nivel del 1,20% a fin de año", asegura Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía y experto en coyuntura del Instituto de Empresa. Con él coinciden Jon Recacoechea analista de Fineco y los expertos de los Servicios de Estudios de varias entidades financieras.

Si sus estimaciones se cumplen estamos en la antesala de las mayores diferencias de la historia en cuanto al valor del Euríbor, y por tanto de las mayores rebajas en la revisión de hipotecas.


"La diferencia entre los tipos de interés y lo que se ha pagado en hipotecas durante el último año ha sido excesivamente beneficiosa en favor de los bancos", apunta Jon Recacoechea. Efectivamente, hace un año el indicador cabalgaba desbocado hacia máximos históricos.

Septiembre de 2008 fue el mes con la media más alta, un 5,384 %; y, en cotización diaria , el techo se tocó el 2 de octubre, cuando marcó un valor de 5,526%. Ahora estamos en el escenario opuesto. Por lo que septiembre puede convertirse en el mes con la mayor rebaja hipotecaria de la historia.


Si tomamos unos valores aproximados a los que manejan los expertos (por ejemplo, un Euríbor al 1,25%) y lo aplicamos a las hipoteca tipo, tenemos una rebaja de 338,16 euros en la cuota de septiembre. En los meses siguientes, las rebajas seguirán siendo sustanciosas: en octubre el ahorro sería de 325,8 euros, y en noviembre, de 246,15 euros.


Eso sí, para disfrutar de estas bajadas primero hay que asegurarse de que las cláusulas de los contratos firmados con las entidades financieras no tienen letra pequeña; lo cual, no es fácil si estas se firmaron en los dos últimos años del boom inmobiliario. "El 80% de los que firmaron cuando los tipos de interés empezaron a subir firmaron una cláusula techo que llevaba asociada una de suelo", según advierte Manuel Pardo, presidente de la Asociación de usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, Adicae. Los que apostaron por cubrirse ante las subidas, ahora difícilmente podrán disfrutar de las bajadas.
Fuente: publico.es

primi sui motori con e-max