En Madrid, hipotecas sin gastos fiscales por modificación.

Los madrileños que decidan "renegociar" las condiciones de sus préstamos hipotecarios o líneas de crédito para la compra de una vivienda habitual no pagarán ningún gasto fiscal, según ha acordado el Gobierno de Madrid que bonificará el cien por cien del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que gravaba estos cambios.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha comparecido en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno para dar cuenta de esta medida, que se suma a las ya anuncias por el Ejecutivo regional para hacer frente a la coyuntura económica.

La supresión de este nuevo impuesto permitirá a los madrileños negociar mejor sus créditos hipotecarios a la hora de adquirir una vivienda habitual y, según ha dicho el vicepresidente regional, Ignacio González, supondrá un ahorro para el contribuyente de alrededor de 150 euros en el caso de una ampliación hipotecaria de 150.000 euros.

González ha indicado que esta supresión se incorporará al proyecto de ley de Medidas Fiscales de la Comunidad de Madrid que se presentará "en los próximos días" y que se remitirá a la Asamblea para su aprobación definitiva.

El vicepresidente ha informado de que el Gobierno regional desconoce el coste económico que tendrá para la Comunidad la bonificación del cien por cien del impuesto de Actos Jurídicos Documentados porque "dependerá del volumen de personas que quieran modificar las condiciones de sus hipotecas".

Ha dicho que hasta ahora la ley sólo establecía exenciones para la modificación de "tipos o plazos" de los préstamos hipotecarios, pero no cuando se cambiaban, por ejemplo, las condiciones de pago, o el tipo de moneda, extremos que ahora sí quedan amparados en esta exención.

La medida evitará también la doble imposición, es decir, que una persona que ya ha abonado el impuesto cuando constituyó un préstamo hipotecario, ahora no tendrá que abonarlo de nuevo al renegociar las condiciones con su entidad o con otra diferente.

Con todo ello, el Gobierno madrileño, de acuerdo con su política de rebaja selectiva de impuestos, trata de ayudar a los madrileños a "superar las dificultades económicas" actuales, a la hora de pagar los préstamos hipotecarios de su vivienda habitual.

La presidenta regional ya acordó hace pocas semanas otras medidas fiscales, como bajar el impuesto de matriculación un 20%.

El Gobierno regional puso esta medida en marcha con el objetivo de reactivar el sector del automóvil, uno de los más castigados por la actual coyuntura económica. Madrid tiene una importante fábrica de vehículos, la Peugeot, situada en Villaverde.

Hace dos semanas, Aguirre también anunció la deducción de un 20% en el IRPF autonómico por compra de vivienda habitual.

Asistencia sanitaria a los parados

Además, la Comunidad de Madrid dará asistencia sanitaria a todos los parados madrileños, y a sus familias, aunque hayan agotado el subsidio de desempleo y a los que se hayan dado de baja en el régimen de autónomos, para acabar con "una flagrante injusticia" que cada mes crece en unas 9.000 personas en la región.

El acuerdo incluye a todas las personas que han cotizado los años suficientes a la Seguridad Social y que, tras quedar en paro, han agotado el máximo tiempo de cobro del subsidio de desempleo o a aquellos que se hayan tenido que dar de baja en el régimen de autónomos porque hayan cerrado sus negocios, o por cualquier otra causa.

Tanto en uno caso como en otro, estas situaciones daban lugar hasta ahora a la baja automática en la asistencia médica y hospitalaria a la que tenían derecho estos trabajadores antes de perder su empleo o de cerrar sus negocios, situación a la que el Gobierno de Aguirre quiere poner para acabar con el grave problema de miles de madrileños "que están en las peores circunstancias que se puede estar".
Fuente: elmundo.es

primi sui motori con e-max