Hipotecas  y crisis. 

¿Por qué ha sufrido la economía española su mayor caída?

El Producto Interior Bruto -la variable que se utiliza para medir el conjunto de la actividad económica- cayó un 2,9% en el último año, según el Banco de España. De confirmarse el dato, sería el mayor descenso desde que el Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzó a realizar la estadística en 1970.

¿Por qué cae el PIB un 2,9%?

La causa principal de este retroceso está en las consecuencias sobre la economía real que ha tenido la crisis financiera iniciada en el verano de 2007 y que, en España, se ha agravado por el pinchazo de la burbuja inmobilaria. En concreto, los efectos de la crisis se perciben especialmente en la fuerte caída del consumo de los hogares y de la inversión empresarial, que han retrocedido un 4,9% en conjunto.

¿Por qué cae el consumo?

La economía está entrando en una espiral 'perversa' en la que los consumidores no compran porque el paro aumenta a ritmos vertiginosos -se encuentra ya por encima de los cuatro millones- y por la incertidumbre que genera esa situación -aquellos que no pierden el empleo, temen que ocurra en algún momento-. Ello no hace si no empeorar aún más la economía, ya que las empresas venden menos y tienen que realizar ajustes de empleo para reducir costes. Por todo ello, el consumo de los hogares retrocede un 3,3% en el último año, cuando en los últimos ejercicios se había convertido en uno de los motores del 'milagro económico español'.

¿Qué sectores son los más afectados?

Al inicio de la crisis, las primeras víctimas empresariales estuvieron ligadas al sector de la construcción y al inmobiliario. El cierre del 'grifo' de los créditos por los bancos -tanto a los posibles de compradores de vivienda como a los promotores- debido a la crisis financiera aceleró un ajuste que se venía venir desde hace años, ya que los precios de la vivienda prácticamente se habían duplicado mientras se construían más viviendas en España en un año que en Francia, Reino Unido y Alemania en conjunto. El 'pinchazo' de la burbuja inmobiliaria se trasladó entonces a las empresas -muchas de ellas pymes y autónomos- que se nutrían de la actividad del sector -no hay que olvidar que la construcción llegó a suponer el 17% del PIB-. Finalmente, la crisis ha llegado de lleno al sector servicios, el más importante en España, debido a la caída del consumo. Ya es el sector que más empleos genera.

¿Por qué no se invierte?

En agosto de 2007, estalló la burbuja de las hipotecas basura en EEUU que ha terminado afectando a la banca mundial. La falta de confianza en el sistema financiero y la sucesiva aparición de activos tóxicos dentro de los balances de las más reputadas entidades han terminado por cerrar el 'grifo' de los créditos. Las empresas no consiguen financiación para para pagar nóminas y proveedores. La situación para la mayoría de las pymes españolas -el verdadero tejido empresarial español- es asfixiante, ya que los bancos no terminan de prestar dinero, pese al lanzamiento de nuevas líneas ICO creadas 'ex profeso'.

Previsiones

En su última revisión, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó para este año una contracción de la economía española del 3% y para el próximo, del 0,7%. Estas previsiones están en línea con las del Banco de España, pero se alejan del optimismo del Gobierno, que cifra la caída en el 1,6%. En cuanto al paro, las perspectivas dadas por los diferentes organismo sitúan la tasa en el entorno del 17,5% a finales de año. Según los últimos datos de la EPA, ya hay cuatro millones de desempleados.
Fuente: elmundo.es

primi sui motori con e-max