Mucho cuidado con la letra pequeña de las nuevas hipotecas

En las últimas semanas hemos venido advirtiendo sobre las draconianas condiciones que algunas entidades ponían a sus clientes para negarles el crédito de forma subliminal. Estas medidas eran –por ejemplo- rebajas abusivas en las tasaciones, cobro de seguros de vida por el plazo del crédito en pago único o intereses inaceptables del tipo Euribor + 2,5%.

Esto último no es ninguna broma. Con el cierre provisional de junio, un nuevo mínimo histórico del indicador hipotecario de referencia, los que acepten estas condiciones empiezan a pagar un interés levemente por encima del 4%. Cuatro puntos porcentuales con el Euribor en los niveles probablemente más bajos de los próximos diez, quince o veinte años implica –tranquilamente- intereses por encima del 5,5% durante la vida del préstamo. Y eso, a su vez, letras bien por encima de los 1.000 euros durante mucho tiempo.

Pero no es ese el tema de hoy. Me contaba un amigo que su entidad le ofrecía ese Euribor +2,5% y se negó. Puesto que sabía que por ser abogado colegiado tenía derecho a unas condiciones preferentes, las consultó, y se llevó la alegría de que para él, esa misma entidad, ofrecía Euribor +0,5%. Genial, ¿no? Pues no, porque había letra pequeña.

Su hipoteca tenía suelo; esto es, que independientemente de lo que marcara el Euribor, el interés mínimo que la entidad iba a cobrarles por su hipoteca era del 3%. Como lo leen. Sólo cuando los tipos de interés oficiales (Euribor) coticen en el mercado por encima del 2,51%, entrará en vigor la claúsula del Euribor +0,5%. Esta broma de mal gusto es como tener una hipoteca a tipo fijo durante unos cuantos meses, por cuanto que el indicador tendría que subir un punto porcentual desde los niveles actuales antes de que su letra se modificara al alza. Y eso puede tardar un tiempo. En cualquier caso, y como puede verse en esta operación, la banca nunca pierde.

Luego, noticias como la de que uno de cada tres hipotecados españoles tiene dificultades para cumplir con el plazo de pago de las cuotas no extraña a nadie. Ni tampoco que en los últimos seis meses haya crecido en un 121% el número de españoles que se han visto obligados a retrasar los pagos de la hipoteca. Ni tampoco que la banca siga logrando beneficios, ¿verdad?

Pero es que aún hay más tela que cortar en la letra pequeña de esta hipoteca. Y esto sí que es una broma de mal gusto: este préstamo de mi amigo también tiene techo. Faltaría más: Si hay suelo, hay techo ¿Adivinan en qué nivel de interés? El 7% ¿Han visto ustedes alguna vez al Euribor en el 6,5%? No, ni ustedes ni nadie, porque su nivel más alto hasta ahora es el 5,384% de septiembre de 2008. Eso es un detalle por parte del banco ¡Qué generosidad! Poner un techo más de un punto porcentual por encima del nivel más alto jamás alcanzado por el Euribor… ¡Menudo regalo!
fuente: finanzas.com

 

primi sui motori con e-max