El euribor abarata las hipotecas. 

El Euríbor pulveriza mínimos en junio, abarata las hipotecas en 3.700 euros anuales, y anticipa brotes verdes

   El Euríbor, indicador al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, cerrará junio en el 1,6%, cifra que supone el nivel mensual más bajo registrado en sus diez años de historia y aliviará las obligaciones financieras de las familias con un descenso de la cuota de la hipoteca de unos 310 euros al mes y de más de 3.700 euros al año.

   Si el Euríbor logra mantenerse lo que queda de año por debajo de la horquilla del 2%, tal y como pronostican los expertos, el descenso de las cuotas hipotecarias para las familias supondrá un ahorro de 20.000 millones de euros en términos agregados a final de año, según las previsiones de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

   El descenso del Euríbor no sólo reduce el riesgo de que los hipotecados no puedan hacer frente a la letra mensual y se conviertan en morosos, sino que engorda la renta disponible de las familias y podría animar el gasto en productos de consumo.

   A falta de dos días de actividad bancaria para que acabe el mes, el índice hipotecario por excelencia ha acentuado su rally bajista después de que el Banco Central Europeo (BCE) inundara el mercado de liquidez el pasado miércoles con el objetivo de reactivar el flujo de crédito y superar la recesión en el Viejo Continente.

Reactivacion economica  

Los expertos consultados apuntan que el descenso del Euríbor pone de manifiesto la creciente confianza de los bancos en el sistema financiero y podría interpretarse como un 'brote verde' o señal de recuperación de éste, escenario que suele anticipar la reactivación económica.

   El Euríbor ha encadenado ya trece jornadas consecutivas de caídas y estrecha progresivamente el diferencial con los tipos oficiales de interés, en el 1%, precio que el BCE no abaratará, previsiblemente, en la próxima reunión de su consejo de gobierno, según dejó entrever su presidente, Jean Claude Trichet.

   Por esta razón, los analistas no prevén una bajada del Euríbor basada en el descenso de los tipos oficiales de interés, sino que sostienen sus pronósticos en las medidas del BCE para fomentar la liquidez, como la disposición ilimitada a los bancos por doce meses al 1% o la compra de cédulas.  

   Los analistas apuntan a la posibilidad de alguna bajada más del indicador, hasta romper el suelo del 1,4%, si las medidas del instituto emisor europeo surten el efecto esperado y contribuyen a avanzar en la normalidad de los mercados financieros, condición indispensable para la recuperación económica.

   La última tasa mensual del Euríbor es cuatro puntos porcentuales inferior a la de junio del año pasado, cuando se estableció en el 5,361%, disparado por el estrangulamiento del crédito provocado por la crisis 'subprime' originada en Estados Unidos y que contagió a todo el planeta.
Fuente: EUROPA PRESS

primi sui motori con e-max