El precio de la vivienda en España podría caer hasta un 30%

Según datos facilitados por la revista británica "The Economist" en cuatro años el precio de la vivienda puede llegar a caer hasta el 30%.


La revista británica destaca el aumento del 121% de los precios de las casas en nuestro país entre 1997 y 2004

El precio de la vivienda en España podría caer hasta un 30% en los próximos cuatro años, según asegura en su último número "The Economist", que alerta de un eventual estallido de la "burbuja inmobiliaria". La revista británica, que analiza el mercado inmobiliario en los países industrializados, destaca el aumento del 121% de los precios de las casas en nuestro país entre 1997 y 2004, sólo superado por el mercado irlandés, donde los pisos se encarecieron un 174%.

El estudio resalta que el alza es muy superior en los últimos años al aumento de los salarios y que, de manera independiente o combinado con otros factores como por ejemplo la crisis petrolera, puede provocar un serio daño a la economía nacional.

"The Economist" indica que España, junto al Reino Unido, Holanda, Australia, Irlanda, Nueva Zelanda y EE.UU., es uno de los mercados que más posibilidades tiene de que estalle la "burbuja inmobiliaria". Según sus datos, el incremento de los precios de las casas (el año pasado se encarecieron un 17,3%, idéntico repunte que el registrado en el primer trimestre de 2004) no ha sido paralelo al de los salarios y los alquileres, lo que podría hacer que a corto plazo el mercado se desinflara de forma brusca.

La revista augura que el mercado español de la vivienda tiene un margen de hasta el 30% de caída, el más alto de los países incluidos en ese grupo de riesgo. La horquilla de descensos previstos menos traumática se sitúa en EE.UU. (10%).

La posibilidad de que los precios dejen de creer a ritmos desorbitados, afirma la revista, también se aprecia en el Reino Unido, que ha pasado de registrar ritmos de encarecimiento del 25,2% a finales de 2002, a un 7,8% en el primer trimestre de este ejercicio.

 

primi sui motori con e-max