Avalancha de hipotecas para captar a los clientes solventes

Las entidades financieras renuevan su escaparate de ofertas hipotecarias con condiciones competitivas. Los requisitos que exigen siguen siendo muy elevados.


La contratación de créditos para la financiación de vivienda ha estado congelada desde que, hace alrededor de dos años, estallaran la burbuja inmobiliaria y la crisis financiera internacional, prácticamente al unísono.

Esta situación, sin embargo, parece haber llegado a su fin o podría estar a punto de hacerlo. Y, según las previsiones del Banco de España, la contratación de hipotecas podría repuntar en el tercer trimestre del año por primera vez desde 2006.

Los incipientes indicios de recuperación del crédito han comenzado a reanimar la oferta hipotecaria de un buen número de entidades. Por ejemplo, Activobank, banco por Internet de Sabadell, ha mejorado su oferta rebajando el diferencial sobre el euribor del 0,6% al 0,49%.

Además, las firmas, más allá de ofrecer condiciones competitivas –la mayor parte no está subiendo los márgenes sobre euribor–, están volcando sus esfuerzos en la captación de hipotecas formalizadas con su competencia.

Por otro lado, muchas entidades han reducido los gastos de gestión aplicados. Si antes de la crisis las comisiones de apertura oscilaban entre el 1%-1,5%, actualmente las mejores ofertas del mercado las han eliminado. Aun así, hay que mirar con lupa la letra pequeña del contrato.

«Robar» clientes
En un momento en el que los parámetros de gestión de riesgo son todavía muy estrictos, captar clientes solventes de otras entidades y todo lo que ello conlleva –nómina, seguros, depósitos, planes de pensiones, etc.– es una de las grandes guerras del sector.

«Cuando un cliente tiene un historial inmaculado en el pago de sus letras y demuestra estabilidad laboral se le puede ofrecer un tipo de interés mucho más atractivo», explica un banquero. «Además, conseguir la hipoteca de un cliente permite vincularlo a la entidad con la contratación de otros productos bancarios», añade.

Entre las firmas más activas en esta guerra figuran entidades on-line, como ibanesto, Uno-e (BBVA), Openbank (Santander), Oficina Directa (Banco Pastor) o e-Popular. Ibercaja y Caja Duero también están potenciando esta estrategis. El tipo de interés mínimo que ofrecen, cuando la vinculación del cliente es muy elevada, parte de 0,25%.

Deutsche Bank está comercializando su Hipoteca Rompedora por cambio de entidad con un interés del 2,49% durante el primer año y de euribor más 0,27% en resto de periodo. Si el cliente domicilia nómina y tres recibos recibe 1.000 euros netos.

IBanesto ofrece una interés de euribor más 0,38% al subrogar la hipoteca y corre con los gastos de cancelación, notaría, registro. En la misma línea, Barclays acaba de lanzar su Nueva Hipoteca Cambio de Banco Bonificada, con un interés de euribor más 0,35%.
Fuente: europa press

primi sui motori con e-max