Previsión de resultados positivos para las Cajas de Ahorros al finalizar 2009. 

El sistema financiero español arrojará pérdidas los años 2010 y 2011, auguran las cajas

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, vaticinó ayer que el sistema financiero español tendrá pérdidas los años 2010 y 2011. Este augurio sorprende teniendo en cuenta que en 2007 bancos y cajas obtuvieron unas ganancias de 30.640 millones de euros, según el informe de estabilidad financiera del Banco de España, y que el beneficio todavía se elevó a 23.936 millones el pasado año.

Durante las jornadas sobre el alcance de la crisis que se están celebrando en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo de Santander, Quintás puntualizó que 2009 todavía se cerrará con resultados positivos, mientras 2010 será "incómodo". Precisó que la previsión de pérdidas excluye resultados ajenos al puro negocio -las ventas de activos no son frecuentes en tiempos de crisis- y lanzó el mensaje de que está en manos del Gobierno y del Banco de España cambiar este panorama.

La puesta en marcha del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria y un cambio en los criterios de la regulación de solvencia de las entidades supondrían un alivio frente a las circunstancias negativas que concurrirán en 2010: los ingresos recurrentes se reducirán de 51.000 millones a 38.800 millones, y bancos y cajas habrán de afrontar pérdidas de unos 28.900 millones por el deterioro de activos, según el estudio de una consultora cuya identidad Quintás no desveló.

En 2011, el diferencial sería algo más elevado y las pérdidas resultantes, menores. El sector financiero español debiera recuperar la capacidad de generar beneficios ya entrado 2012. Los autores estiman que la morosidad del sistema podría escalar al 6,7% este año y al 8,8% en 2010, la misma tasa que la de los ejercicios 1992 y 1993, los de la recesión precedente.

El presidente de la CECA aseguró que las dificultades afectan a todo tipo de instituciones, y consideró "razonables" las premisas con las que trabaja el Gobierno para establecer el Fondo de Reestructuración, pero demandó que se apliquen con flexibilidad. Añadió que en unos 20 bancos y cajas la solvencia podría caer en algún momento por debajo del 8% de capital regulatorio exigido.
Fuente: consumer.es 

 

primi sui motori con e-max