Pedir un crédito: ¿Quién lo pide y para qué?


En los últimos tiempos, los créditos al consumo se han convertido en la alternativa atractiva para dar salida a todo tipo de caprichos: viajes, joyas... Juan Manuel Sinde Oyarzabal, subdirector general de Caja Laboral, afirma que en su entidad un 50% de las solicitudes de préstamos se utilizan para financiar un vehículo, un 25% para financiar reformas del hogar y otro 25% para otro tipo de bienes. Según un informe de la consultora DBK, por segmentos de actividad, la financiación destinada a la compra de automóviles representó en 2006 el 33,4% del total y llegó a alcanzar un volumen de inversión nueva de unos 27.050 millones de euros. Por el contrario, el segmento de otros bienes de consumo duradero y servicios, que constituye la principal área de actividad para las entidades de depósito, se ha mostrado especialmente dinámico. En 2006, concentró 66,6% de la inversión nueva total.

Por su parte, un informe elaborado por la entidad especializada en financiación Tus Mejores Hipotecas afirma que el 80% de los préstamos personales que se solicitan a través de su página web tienen como fin el ocio. «Los viajes y las compras, especialmente las definidas como artículos de alto nivel o semi-lujo, se convierten en los destinatarios principales de este dinero», señalan desde la entidad.

Philippe Fevre, responsable de productos de activo de Citibank España, también asegura que, con diferencia, el principal destino de los préstamos al consumo es el ocio, sobre todo los viajes. «La finalidad de las solicitudes de préstamos es muy estacional: en diciembre la gente financia las compras navideñas, en septiembre piden créditos para estudios, antes de verano se financian operaciones de cirugía estética... pero sobre todo, lo que abundan son las solicitudes de créditos para viajes y ocio», explica.

Salvador Maldonado, director de relaciones externas y estudios de Banco Cetelem, también asegura que está creciendo cada vez más la solicitud de préstamos personales para financiar viajes. «Pagar con un crédito las vacaciones de verano anuales o salidas puntuales, por boda o aniversarios, es ahora muy habitual», afirma. Además, según Maldonado, está teniendo una gran acogida el préstamo al consumo para financiar productos tecnológicos.

En cuanto al perfil del cliente, desde Caja Laboral aseguran que es la franja de edad entre 35 y 55 años la más activa en solicitudes de préstamos. Desde Tus Mejores Hipotecas aseguran que, cada vez más, los consumidores buscan un sobresueldo con el que adquirir algunos de los artículos de consumo habituales, o aumentar su poder adquisitivo, puntualmente.

primi sui motori con e-max