Reunificación de deudas, ¿cómo hacerlo?

El  precio de los pisos no ha dejado de subir, la subida de las cuotas en la hipoteca y el mantenimiento del consumo en tasas elevadas han llevado al límite la capacidad económica de muchas familias para hacer frente a sus deudas financieras.

Demasiada publicidad con ofertas realmente inmejorables, según nos dicen: pago de una única cuota mensual significativamente menor, reducción de intereses y todo esto sin aparentes desventajas, pero ¿hasta que punto es la reunificación de deudas una verdadera solución?

Es muy normal encontrar familias con varias deudas como, la cuota de la hipoteca, la letra del coche, los recibos de la tarjeta de crédito, prestamos personales, incluso, otros préstamos rápidos o fáciles.

La continua subida de tipos de interes quizás no sea difícil augurar el auge de las operaciones de reunificación de deudas. En España, más de la mitad de las familias tiene dificultades para llegar a fin de mes, y la causa no suele ser exclusivamente el préstamo hipotecario, sino la suma de créditos.

Reunificar deudas como solución a los problemas 

La reunificación de deudas seria la solución más adecuada para las familias españolas, ya que probablemente ahorrarían mucho dinero al mes. Lo que se hace es meter toda la deuda en el préstamo hipotecario, que es el que tiene menor tipo, y se alarga el plazo, de forma que permite estar más desahogado cada mes. Puede ser una solución si se ha agotado el margen crediticio o han caído los ingresos, pero hay que tomar en cuenta que aunque pague un interés más bajo lo soportará durante mucho más tiempo. Y eso no es todo, ya que la nota más importante es que durante toda la vida del crédito los intereses son mayores.

Consistiría en aprovechar que los precios de las hipotecas, en la actualidad no son malos y  cambiar créditos personales al 8%, o los llamados créditos inmediatos, que generan intereses superiores al 20%, por préstamos al 3% ó 4%, así que el ahorro es enorme, aunque además de cancelar las deudas hay que pagar los gastos de la operación, se puede llegar a pagar bastante menos. Los clientes pueden conseguir reducir su cuota mensual entre el 30% y el 50% y así devolver sus deudas con más facilidad

Hasta ahora, esta fórmula de reunificar todas las deudas a la hipoteca sólo la publicitaban los llamados brokers hipotecarios, que se dedican a buscar en el mercado bancario los créditos que más se adaptan, por condiciones de riesgo, plazo o precio, al perfil de cada cliente. Los bancos y cajas únicamente realizan estas operaciones de forma puntual, para resolver problemas de liquidez o sobreendeudamiento de algún cliente concreto. De ahí que a veces estas propuestas se hayan visto con recelo y no sean muy conocidas. Pero la situación puede estar cambiando porque el producto ha comenzado a suscitar interés en algunas entidades “convencionales”.

El Banco de España también ha avisado de que hay que ser precavido y no abusar de este tipo de operaciones ya que en ocasiones se fomenta el consumismo y provocan que, si al cabo de unos años cambian las circunstancias económicas, se encuentre con que en vez de tener pagado o casi pagado el piso, aún debes lo mismo al banco porque hiciste un viaje a Brasil y compraste artículos que no son de primera necesidad.

Como ejemplo, si pagamos distintos préstamos a distintos tipos de interés: la tarjeta al 22%, el coche al 9%, a casa al 7%, préstamo inmediato al 24% con una reunificación de deudas conseguiríamos pagar una sola cuota a un tipo de interés inferior, pero alargando el tiempo de pago. Es decir, a menos cuota mensual, mayor tiempo de endeudamiento.

El que acuda a uno de ellos debe informarse bien en qué consiste el servicio que le darán y qué comisiones le van a cobrar “antes de firmar nada”.

En las operaciones de reunificación de deuda, suelen cobrar sólo una comisión (hasta el 3% del importe) si al cliente le interesa la hipoteca que le encuentran y se hace la operación ya que tras su intermediación, el cliente contrata el préstamo con una entidad financiera convencional.

primi sui motori con e-max