La garantía externa es la que otorga una entidad financiera o banco a aquellos partícipes de un fondo garantizado que hubieran suscrito en el periodo inicial de comercialización para el hipotético caso de que no se alcanzasen los objetivos de rentabilidad recogidos en el folleto de emisión. La garantía no alcanzaría, por lo tanto, a los partícipes que se hubieran adherido al fondo con posterioridad. Los pagos realizados por la entidad garante a los partícipes constituirían rendimientos del capital mobiliario.

primi sui motori con e-max